El bajante es una parte fundamental del sistema de fontanería de su casa. Drena el exceso de agua de su casa y evita que se inunde. Si funciona como debe, la bajante puede ocultarse detrás de una pared o de una persiana exterior. ¿Pero qué pasa si el tuyo está roto? ¿Cómo puede repararlo usted mismo de forma gratuita? La solución puede no ser tan sencilla. Verá, reparar bajantes sin obras requiere un trabajo tanto estructural como funcional. Y esto requiere una experiencia que no mucha gente tiene disponible hoy en día. Todo lo que tiene que hacer es seguir leyendo para saber cómo reparar su propio bajante.

¿Qué es una bajante?

Una bajante es el principal conducto de agua desde el tejado hasta el suelo. Consiste en un tubo flexible, La bajante es el principal conducto de agua desde el tejado hasta el suelo. Consiste en un tubo flexible, normalmente de plástico, metal o ladrillo, y se cuelga de las paredes exteriores de la casa. La longitud de la bajante determina la cantidad de agua que sale de la casa. Una bajante demasiado corta se desbordará hacia la propiedad de sus vecinos, mientras que una bajante demasiado larga retrocederá y recogerá el agua en las calles cercanas.

Cómo arreglar una bajante rota

Para arreglar una bajante rota, tendrá que retirar la bajante existente y sustituirla por un tubo flexible de mayor calidad. También tendrá que extender el tubo de bajada para que llegue al suelo. A esto se le llama extender la bajante. Sin embargo, si alarga demasiado la bajante, tendrá que sustituirla por un tubo flexible más corto y ancho. También puedes crear un sello hermético con un material orgánico como pelo de caballo o gutapercha. Así evitarás que el agua se filtre por el hueco del tejado y llegue a las propiedades vecinas.

El problema de los métodos de bajada de agua convencionales

Los métodos convencionales de bajada de agua implican la conexión de una serie de segmentos de tuberías rectas o curvas con una única tubería o una T de plástico. Este tipo de sistema de bajantes tiene varios problemas inherentes. En primer lugar, es muy difícil equivocarse. Una vez conectados los segmentos, es muy poco lo que se puede hacer para evitar que el agua se escape del sistema. En segundo lugar, este tipo de sistema de bajantes no es lo suficientemente flexible para satisfacer las necesidades de los hogares actuales. En tercer lugar, es muy caro equipar las casas existentes con este tipo de sistema de bajantes.

La técnica de estratificación

Para resolver estos problemas, los ingenieros desarrollaron una técnica de «estratificación». Esta técnica consiste en crear un sello hermético con una capa de tubería y luego cubrir esta capa de reducción de fugas con una capa más gruesa de tubería. La estructura resultante es muy flexible, estanca y fácil de mantener. El cierre hermético se crea entre las capas superiores de tuberías con un adhesivo de metanol de baja resistencia a la tracción. Sin embargo, como las juntas se fabrican con materiales de baja tecnología, es posible que haya que hacer reparaciones frecuentes. Y ese coste puede aumentar rápidamente con el tiempo.

Reparaciones temporales

Una de las reparaciones más comunes para arreglar una bajante rota es añadir segmentos de plástico en T al sistema de tuberías existente. Estos segmentos le permiten parchear temporalmente la tubería existente sin tener que quitar la pared o las persianas para hacerlo. Puede añadir estos segmentos de uno en uno o incluso en sucesión para crear un suministro continuo de agua sin fugas. Sin embargo, una vez realizadas las reparaciones, tendrá que retirar estos segmentos de plástico en T.

Reflexiones finales

Si bien es cierto que puede abordar la tarea relativamente sencilla de reparar una bajante rota por sí mismo, vale la pena señalar que hacerlo podría resultar más difícil de lo que esperaba. De hecho, si no tiene inclinaciones mecánicas, solicite la ayuda de un profesional de la fontanería cualificado. Y no confíe simplemente en la lista de comprobación de fontanería que compró en la ferretería local. Asegúrese de revisarla dos veces para estar seguro de que no ha pasado por alto ningún paso necesario. Al fin y al cabo, su sistema de fontanería es tan importante como su tejado y sus cimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.