Las rupturas o desgastes de los bajantes son uno de los problemas más comunes en las edificaciones. Estos pueden ser producidos por el paso del tiempo o por el mal uso que se les de.

Cuando nos enfrentamos a este tipo de situaciones, por las incomodidades que producen deben repararse lo más pronto posible. Estas además de causar filtraciones en paredes y suelos, producen malos olores, convirtiéndose en focos de enfermedades.

¿Qué opciones existen para reparar los bajantes?

Entre las opciones que existen para realizar este tipo de trabajos, se encuentran las tradicionales y las más actualizadas.  La decisión en la elección de la técnica a utilizar dependerá de la magnitud del daño, así como del presupuesto que se tiene para resolver el problema.

Anteriormente para lograr resolver algún tipo de fuga de agua, ruptura o reparación de los bajantes era necesario romper el suelo o la pared de la edificación. El problema es que esto causa una serie de molestias e incomodidades para los habitantes del edificio. Pero con los avances de la tecnología, en la actualidad contamos con nuevas técnicas para resolver estos problemas.

¿Qué métodos existen para reparar bajantes?

Para realizar este tipo de reparaciones existe el método tradicional o reparación con obra y el moderno conocido como reparación sin obra.Para que te familiarices con estos términos y la forma en que se realizan, aquí te dejamos una breve explicación de cada uno:

Reparación con obra

Este método es al más antiguo y tradicional, se realiza rompiendo o demoliendo paredes y suelos en las áreas donde se encuentra el problema. Esto implica que se generan escombros, polvo, ruido y más. Por lo que resulta ser una técnica más costosa y requiere de mayor tiempo para culminar el trabajo.

Reparación sin obra

Esta técnica es la más utilizada por los beneficios que ofrece, en ella se utilizan herramientas de alta tecnología, no requiere hacer demoliciones o rupturas en la edificación. Además, se realiza con mayor rapidez sin causar polvo o ruidos excesivos, es más económica y los resultados son mucho mejores.

¿Cuál es la mejor técnica para reparar los bajantes?

En el mercado existen varias metodologías para solventar los problemas de bajantes. Podrás elegir entre los métodos tradicionales y los actualizados. Ambas técnicas darán la solución a la problemática, pero no con los mismos resultados o la misma rapidez.

Por ello se recomienda ocupar técnicos que realicen las reparaciones de bajantes sin obra. Este método es el más utilizado en la actualidad pues emplea herramientas modernas y ofrece mayores beneficios en su ejecución, dando excelentes resultados.

¿Cuáles son las ventas  de reparar bajantes sin obra?

Reparar bajantes sin obras representa una serie de beneficios entre ellos se encuentran:

  • Rapidez: Este método, al no necesitar realizar demoliciones, se hace en un tiempo más corto, sin poner en juego su calidad y eficacia.
  • Limpieza: No genera polvo ni escombros.
  • Poco ruido: Las herramientas utilizadas no producen ruidos excesivos.
  • Tecnología: Esta técnica se realiza con implementos y materiales de última tecnología
  • Efectividad: Ofrece excelentes resultados garantizando su durabilidad.
  • Economía: Como no se rompe ninguna superficie, no es necesario invertir en más materiales.

¿Cómo reparar bajantes de forma rápida?

Existen varias técnicas utilizadas para la reparación de bajantes o tuberías, estas deben ser realizadas por personal especializados en la materia. De allí la importancia de buscar los profesionales que tengan mejor reputación, tecnología y experiencia.

Las reparaciones de bajantes sin obra, para que tengan óptimos resultados deben cumplir unos procesos obligatorios, entre estos se encuentran:

  • Preparación: El área donde se realizará el trabajo debe prepararse con anticipación, cerciorándose de cerrar todos los pasos de agua.
  • Desmontaje: Luego se deben desmontar los sanitarios o lavabos para poder acceder a las tuberías
  • Inspección: La inspección se hace por medio de una cámara. Con ella se podrá ver exactamente el lugar y qué obstruye el bajante.
  • Limpieza: Es necesario limpiar el bajante y esto se hace utilizando agua a presión, para eliminar los sedimentos que puedan estar adheridos a la tubería
  • Fresado: Esto se hace para eliminar ramas o raíces que estén obstruyendo el bajante o produjeran alguna ruptura, si es que ese es el problema.
  • Secado: Además, se debe secar la tubería. Esto se hace con aire a presión, este paso es de suma importancia para lograr la adherencia necesaria al material con el que se realizara la reparación.
  • Proyectar: Este proceso se hace con un polímero plástico que se proyecta de forma continua y circular por dentro de la tubería hasta conseguir un grosor de 3 a 4 mm.
  • Comprobación: Una vez los pasos anteriores se completen, se introducirá una vez más la cámara para verificar que la reparación se ha completado.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.