Los problemas dentales pueden ser bastante preocupantes, especialmente para quienes tienen dientes sensibles o son propensos a desarrollar caries. Afortunadamente, hay una variedad de opciones de tratamiento disponibles para manejar los problemas dentales comunes. Dependiendo de la gravedad y la ubicación de su caries u otro problema dental, podrá tratarlo con remedios caseros, acudir a su dentista para pequeños arreglos o recibir un tratamiento más complejo, como implantes dentales o restauración de dientes. Para abordar estas preocupaciones y ayudarte a gestionar posibles problemas dentales, hemos elaborado una lista de los problemas más comunes y sus soluciones disponibles. Revisar esta guía ahora puede ayudarte a tomar medidas proactivas para mantener tus dientes sanos durante años.

Caries

La caries es el problema de la clínica dental Zaragoza más común. Se produce cuando los dientes reciben una cantidad excesiva de alimentos inadecuados. Los alimentos con alto contenido en azúcar, como los refrescos y los productos horneados, son especialmente problemáticos. La saliva puede ayudar a prevenir la caries, pero si tienes muchas caries, puedes desarrollar bacterias en tus dientes. Estas bacterias producen ácidos que pueden corroer tus dientes y provocar caries. Las caries pueden ser muy dolorosas y puede ser necesario tratarlas con un empaste. Si no se tratan, pueden causar dolores de muelas, infecciones y pérdida de dientes. Afortunadamente, puedes prevenir las caries reduciendo la cantidad de azúcar que comes y cepillándote los dientes con regularidad.

Enfermedad de las encías

La enfermedad de las encías, también conocida como enfermedad periodontal, es una infección que afecta a los tejidos que sujetan los dientes. Puede hacer que las encías se hinchen y enrojezcan, e incluso pueden sangrar cuando te cepillas los dientes. La enfermedad de las encías también puede provocar el aflojamiento de los dientes y un mayor riesgo de pérdida de los mismos. Aunque normalmente no se pueden ver los signos de la enfermedad de las encías, el dentista puede detectarla. Su dentista también puede ayudarle a prevenir la enfermedad de las encías recomendándole una rutina de higiene bucal adecuada para usted. La enfermedad de las encías puede tratarse con antibióticos y una limpieza profunda de las encías y los dientes.

Pérdida de dientes

Si no haces nada para solucionar un problema dental existente, podría provocar la pérdida de dientes. Las caries que no se tratan pueden provocar caries, que pueden destruir el diente, y las enfermedades de las encías causadas por infecciones bacterianas pueden provocar la pérdida de los dientes. Si tu dentista identifica un problema existente, puede tratarlo con un empaste u otro tratamiento dental. Si retrasas el tratamiento, puedes acabar necesitando una endodoncia, una extracción dental o un implante dental.

Caries dental

La caries dental es una cavidad causada por bacterias en la boca. Una caries es un agujero o una rotura en el diente que atraviesa las capas de esmalte y dentina y llega a la pulpa del diente. La caries dental se produce cuando las bacterias de la boca se combinan con el azúcar y crean ácido. Este ácido ataca entonces el esmalte del diente, rompiéndolo y permitiendo que las bacterias entren en el diente. La caries dental suele aparecer en los niños, que por naturaleza son menos cuidadosos a la hora de cepillarse los dientes y utilizar el hilo dental con regularidad. Hay dos tipos de caries dental: de superficie lisa y de fosa y fisura. El tipo de fosa y fisura es más común y se encuentra en las cúspides o bordes de los dientes y alrededor de las superficies de mordida de los molares. El tratamiento más común para la caries dental es un empaste.

Implantes dentales

Los implantes dentales son un tratamiento común para la pérdida de dientes. Son dientes artificiales que se implantan en el hueso cerca de las encías en el lugar de un diente perdido. El implante se fusiona con el hueso al cabo de unos meses y puede utilizarse para anclar un puente o una dentadura. Los implantes dentales son cada vez más comunes en los últimos años por varias razones. En primer lugar, los materiales utilizados son más eficaces que antes, lo que los ha hecho más seguros y efectivos. En segundo lugar, muchas personas ya tienen algún tipo de trabajo dental realizado y pueden hacer uso de estos implantes. El tratamiento con implantes puede ser complejo, y es importante contar con un dentista con mucha experiencia en implantes dentales.

Ortodoncia

Los aparatos son una forma común de ortodoncia que puede ayudar a arreglar los dientes torcidos. Durante el tratamiento, su ortodoncista apretará y enderezará sus dientes para corregir cualquier problema que tenga con su mordida. La ortodoncia es una buena forma de arreglar los problemas de los dientes, pero no se puede hacer demasiado pronto. Tus dientes todavía se están desarrollando durante la infancia, así que es mejor esperar hasta la adolescencia antes de recibir cualquier tratamiento. Aunque tus dientes no sean perfectos, no debes preocuparte. La ortodoncia puede ayudarte a conseguir una bonita sonrisa y una mejor salud bucal.

Conclusión

Los problemas dentales pueden ser complicados de tratar y a menudo es mejor que los trate un dentista cualificado. Dicho esto, es importante conocer los problemas dentales más comunes y las soluciones disponibles para poder ser proactivo a la hora de mantener una buena salud oral. Si nota algún cambio en sus dientes, asegúrese de visitar al dentista. La detección y el tratamiento tempranos de los problemas dentales es la mejor manera de salvar tus dientes y evitar procedimientos invasivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.